close
A recorrer el mundo sin salir de la Región

A recorrer el mundo sin salir de la Región

Textiles de diversos países llegaron al Maule para contarnos la historia de sus pueblos. Esta inédita colección y el Museo Nacional de la Escultura son algunos de los panoramas culturales que ofrece la Universidad de Talca.

Imposible no maravillarse. Los intensos colores y diversas texturas cautivan. La luz tenue y el fiel silencio del subterráneo de la Nueva Galería de Arte, NUGA, invitan a viajar por distintos rincones del mundo.
“En Juicio de Tela, Tejiendo la Integración” es el nombre de la muestra que aquí se exhibe de manera permanente y que vale la pena contemplar. Una exposición que permite conectarse con la invaluable riqueza cultural traída de los más variados y lejanos países hasta el Maule. Una colección donada por Edward Shaw y Bernardita Zegers a la Universidad de Talca. Son más de 150 piezas textiles que la Corporación puso a disposición de toda la comunidad, justo frente a la Plaza de Armas.
Es muy fácil llegar a NUGA, está ubicada en el edificio patrimonial de la Casa Central de la Universidad de Talca, el mismo lugar que por años albergó el emblemático Hotel Plaza y que hoy recibe gratuitamente a visitantes, amantes del arte y cultura. Juan Naritelli, es uno de ellos, “me encontré con esta sorpresa, no conocía el subterráneo y me reciben estos textiles de todo el mundo. Soy una persona que lee mucho de la cultura oriental y la tengo que imaginar, por eso aquí verlo en vivo y en directo, es fabuloso”, relata.
Maritza Oyarzún, mediadora espacios culturales Universidad de Talca, conoce muy bien esta muestra, ella es una de las guías que se encarga de recibir y acompañar a los asistentes. El recorrido por el subterráneo comienza en los textiles envolventes, pertenecientes a culturas africanas y que destacan por sus llamativos colores. En otro rincón, se pueden apreciar tejidos del norte de nuestro país, realizados en lana de oveja y en telares. Con solo caminar un par de pasos más, también se conocen piezas características de México y Vietnam. Una colección que permite viajar por el mundo y empaparse de la historia y cultura de otros lugares sin salir de Talca “este es un collar de la cultura Masái africana, ellos también diferencian su estado civil, cuando más grande es el disco, significa que la mujer es soltera y cuanto más color tiene, pertenece a una clase social más alta”, explica Oyarzún.
Además de sus significados, es su confección lo que hace de cada textil uno muy especial, “son únicos, no solo porque son recolectados en diferentes países del mundo, sino también porque son realizados manualmente, con texturas y teñidos naturales, con hojas de árboles, de frutas. Esto también los hace únicos porque al teñir así, no se va a volver a repetir”, argumenta la mediadora cultural.
NUGA sorprende de principio a fin. Esta galería alberga en las salas del primer piso obras de arte contemporáneo de la Colección Privada Pérez-Stephens, entregada en comodato por el ex rector de la Universidad de Chile, Víctor Pérez. “La colección de pintura chilena de la segunda mitad del siglo XX cuenta con más de cien obras de arte de destacados artistas chilenos y es tal vez una de las más relevantes existentes en nuestro país”, señala Marcela Albornoz, directora de Extensión Cultural-Artística de la Universidad de Talca.

Museo Nacional de la Escultura

En el Campus Talca, también hay mucho que descubrir. “En el Espacio Bicentenario tenemos la Sala Lily Garafulic, que cuenta con la donación de 67 esculturas de pequeño y mediano formato de esta destacada escultora chilena que dejó su legado a la Universidad de Talca, donde pueden apreciarla los estudiantes y la comunidad”, explica Marcela Albornoz.
Entre estudiantes, áreas verdes, salas de clases y edificios, sorprende el Parque de las Esculturas, un museo al aire libre emplazado en medio del Campus. Reúne parte de la creación artística de los exponente chilenos más importantes de la segunda mitad del siglo XX. Una de las piezas más representativa es la obra Talca del escultor y premio nacional de arte , Sergio Castillo, obra que se inauguró el 20 de noviembre de 1995. Esta pieza de hierro de diez metros de altura y de un peso aproximado de diez toneladas, inició esta singular colección que año tras año suma nuevas esculturas.
“Manos” de Francisca Cerda, “El beso” de Mario Irarrázaval Covarrubias, “Friso Cinético” de Matilde Pérez y “Boqui Urdido” de Cristián Salineros, son algunas de las obras de mediano y gran formato, de distintas técnicas y corrientes que integran el Parque, “tenemos aquí 34 esculturas, que junto a la sala Lily Garafuclic forman el Museo Nacional de la Escultura. Todos tienen la oportunidad de venir a verlo, es abierto y gratuito”, explica Cristian Jirón, encargado de marketing de la Dirección de Extensión Cultural–Artística de la UTalca.
Colecciones que se pueden contemplar desde las 9 hasta las 20 horas, todos los días de la semana, “los invitamos a visitar nuestros espacios culturales, dedicados al arte visual y escultórico, un recorrido museográfico que lo convierte en un destino cultural extraordinario”, concluye la directora de Extensión Cultural-Artística de la UTalca.