close
Una buena vejez es tarea de todos

Una buena vejez es tarea de todos

Comer acompañados, disponer de recursos y tener buen estado de salud tienen efectos positivos en la adultez, así lo reveló una investigación que analizó los factores que influyen en el bienestar de las personas mayores en el Maule.

Chile afronta un cambio en su perfil demográfico, actualmente tres millones de personas que viven en el país tienen sobre 60 años, por lo tanto, comprender los factores que afectan la calidad de vida de las personas mayores resulta fundamental para enfrentar este fenómeno. Miguel Bustamante, académico de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Talca, investigó el tema y elaboró un estudio que permite identificar los elementos que inciden en el bienestar de este grupo etario.
El reciente informe que contó con la participación de 1.205 encuestados reveló que las personas mayores que viven en familia o en pareja aumentan su sensación de satisfacción. “Para ellos es mejor vivir en grupos, incluso comer acompañados es un hecho que aprecian”, detalla. Los niños también agregan valor a las personas de la tercera edad, pero en el corto plazo, “esto significa que disfrutan estando con sus nietos, pero por un periodo corto porque al final del día, lo único que quieren es sentirse tranquilos y descansar”, especifíca el académico.
Sin duda, uno de los aspectos que más influye en la calidad de vida es el socioeconómico. “El estudio refleja que la situación económica impacta de manera negativa en el bienestar de los encuestados, creen que el acceso a recursos es escaso, consideran además que en la medida que tienen mayor ingreso, mejora su calidad de vida”, enfatiza.
Además, existe una diferencia entre quienes viven en la zona rural y la zona urbana, para estos últimos, disponer de una gran cantidad de bienes materiales en el hogar como cocina, televisión o estufa, implica felicidad. Sin embargo, para quienes habitan en lugares más apartados, estos elementos no son tan necesarios, “tiene que ver con sus hábitos de vida, tienen plantaciones o crían animales, entonces aquello, lo consideran como sus recursos”, explica.
La salud es un factor determinante, se trata de un ámbito muy sensible para las personas de la tercera edad, “es clave, la autovaloran y está en la base de las autopercepciones”, señala. Tras este diagnóstico, el académico explica que, “es necesario estudiar estos factores porque ayudan a entender lo que está sucediendo”, se estima que el 2025 la población mayor en Chile llegará al 20% de ahí la importancia de analizar esta situación ya que, “se requiere implementar políticas públicas adecuadas para satisfacer las necesidades de este sector”, resalta Bustamante.

Una sociedad más amigable

La etapa de la adultez mayor (AM) se ha establecido en Chile desde los 60 años para hombres y mujeres. De acuerdo a Emilio Moyano, académico de la Facultad de Psicología de la Universidad de Talca, en este periodo predominan los estereotipos negativos, física y sicológicamente, además es una etapa de pérdidas, “se pierde dinero y capacidades físicas, entonces no tienen muchos motivos para estar satisfechos con la vida, la cual parece un poco irónica y no especialmente recompensante a esta edad”, detalla.
El investigador, explica que a mayor edad también se pierde el estatus, “las jubilaciones están caracterizadas para la gran mayoría -y peor para las mujeres- por pensiones muy precarias”. Advierte que el 85% de quienes se jubilan reciben un promedio inferior o alrededor del monto del sueldo mínimo. “Así, se vuelven frágiles o vulnerables y no necesariamente por lo físico sino por lo económico y lo social”, detalla el especialista.
El experto señala que debe existir una valoración y un mejor trato hacia las personas mayores, “debieran tener preferencia en el transporte, acceso a espectáculos culturales, fila especial en servicios públicos y privados, derecho a que no lo separen de su pareja cuando es recibido en hogares de beneficencia”.
Otro punto importante tiene que ver con la educación respecto a la adultez. “Ha llegado la hora de aprender acerca de las necesidades de los adultos mayores, se trata de una etapa donde se ha acumulado una enorme experiencia en el ámbito de la vida y se está frente a seres humanos con una gran sabiduría de la cual la sociedad -niños, jóvenes y adultos- se beneficia”, menciona el doctor en psicología.

Mayor integración

La Universidad de Talca durante años ha estudiado interdisciplinariamente el proceso de envejecimiento, trabajo que ha sido valorado. Juan Eduardo Prieto, seremi de Desarrollo Social y Familia del Maule, cartera de la que depende el Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama) explica que, “para nosotros es fundamental que la academia realice este tipo de estudios porque actualmente tenemos cerca de 200 mil adultos mayores en la Región y necesitamos avanzar en iniciativas que mejoren su calidad de vida”.
Agrega que actualmente en Chile se están gestionando proyectos que buscan favorecer la integración social, “se crearán centros de días comunitarios -ya existen dos- para recibir a personas de la tercera edad, el objetivo es que puedan participar de talleres recreativos o realizar actividad física”.
Un aspecto que destaca el Seremi es que en el ámbito legislativo, se está discutiendo un proyecto para que este sector etario tenga atención preferencial en salud, “la idea es que no tengan que esperar horas para que los atiendan o les entreguen sus medicamentos”.
Y eso no es todo, a nivel regional se está trabajando con las asociaciones de transportes para desarrollar un convenio que, “les permita a personas de la tercera edad acceder a una mayor rebaja en el pasaje”, finaliza Juan Eduardo Prieto