close
Estudiantes al servicio de la educación

Estudiantes al servicio de la educación

El único preuniversitario para jóvenes de enseñanza media de la comuna de Colbún es dirigido por alumnos de la UTalca. Una iniciativa voluntaria y esforzada que demuestra su compromiso con la comunidad.

Es viernes por la tarde, y mientras sus amigos organizan las actividades para el fin de semana Diego Henríquez realiza su viaje semanal al Liceo Capitán Ignacio Carrera Pinto de Colbún. Allí lo esperan 15 estudiantes de cuarto medio que cuentan con él para preparar la Prueba de Selección Universitaria (PSU) y optar a la educación superior. Esta es su única opción.
El llamado PREUTAL comenzó en 2017, como una iniciativa de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Talca (FEUTAL), quienes a través de la Vocalía de Acción Social coordinan, planifican y ejecutan el único preuniversitario de la comuna de Colbún. Diego es el encargado de la unidad desde 2018, por lo que, además de hacer las clases de matemáticas, organiza a los otros voluntarios y las actividades, imprime el material y mantiene contacto con los docentes del Liceo.
Diego recuerda que cuando le comentaron del proyecto le interesó bastante. “Para mí era un sueño enseñar, pero más que enseñar, compartir mis conocimientos de forma gratuita. De hecho yo quería estudiar pedagogía y después me arrepentí”, y optó por Ingeniería Comercial, carrera en la que cursa quinto año.
A poco andar se dio cuenta que el PREUTAL tenía una trascendencia mayor que el traspaso de contenidos. “Al principio iba con el objetivo de hacer clases y subirles el puntaje de la PSU, pero con la experiencia uno se va dando cuenta que también es muy importante, aparte de lo académico o teórico, la competencia que nosotros les podemos entregar habiendo vivido la experiencia de pasar la PSU y de ser universitarios”, explica Diego.

Esfuerzos y beneficios

A pesar que la evaluación de la experiencia es siempre positiva, reconoce que la misión no es fácil. Por ser de Rancagua, hacer este preuniversitario implica que los viernes no puede viajar a su ciudad natal. “Eso ha sido lo más difícil para mí, estar lejos de la familia por más días. Hay un costo familiar bien grande, pero eso se paga haciendo clases”, declara el universitario.
El equipo del PREUTAL está compuesto por tres estudiantes utalinos. Sin embargo, esta es una situación que varía en el tiempo. Diego detalla que “la mayor dificultad que tuvimos fueron los voluntarios. Lograr comprometer a una persona es una tarea titánica porque la motivación y el entusiasmo van decayendo. Mantener ese entusiasmo es la tarea más difícil de un voluntario”. No obstante, esto no ha impedido que la iniciativa siga en funcionamiento y tenga buenos resultados. “A pesar de todo, siempre logramos salir adelante, siempre estamos ahí los viernes”.
Diego hace un llamado a que otras personas se integren a la iniciativa. “Le recomendaría a otros estudiantes de la Universidad de Talca compartir esta experiencia. Es muy enriquecedora porque te permite crecer como persona y aportar un granito de arena a la sociedad”.

Generando oportunidades

Daniel Osses es profesor del Liceo de Colbún y trabaja directamente con los integrantes del PREUTAL para coordinar las asignaturas que realizan. “Ha sido una experiencia positiva, el apoyo que brindan a los estudiantes permite que ellos tengan una mirada más cercana a lo que es la universidad”, destaca el docente.
En cuanto al desarrollo de las actividades, Osses asegura que los beneficios son mutuos. “Ambos logran potenciarse a través de la praxis, los estudiantes reciben conocimientos y experiencias de los integrantes de la Universidad de Talca, y ellos logran fortalecer sus habilidades a través de lo que realizan en el preuniversitario, permitiendo un grato desarrollo de las clases”.
Además, recalca las características particulares de Diego y los demás voluntarios que imparten las clases. “Son personas comprometidas con lo que hacen, responsables, demostrando su interés altruista”, por lo que valora tremendamente el trabajo que realizan. Pero no solo él está agradecido. El docente explica que la recepción de la comunidad también es positiva. “Los apoderados y los estudiantes han acogido con mucha gratitud esta iniciativa, debido a que muchos de ellos no cuentan con los recursos económicos para pagar un preuniversitario, generando oportunidades igualitarias para optar por un título profesional”.
Ya son tres años de funcionamiento del PREUTAL, que ha ayudado a cerca de 45 alumnos de Colbún para mejorar sus resultados en la PSU. De esta manera los voluntarios trabajan para que otros estudiantes puedan tener sus mismas opciones de acceder a la educación superior