close
Movilizados para ayudar

Movilizados para ayudar

Muchas personas se han organizado para colaborar con otros. Tras el incendio que afectó al Centro Regional de Abastecimiento, CREA de Talca decenas de voluntarios llegaron para limpiar este icónico lugar del Maule, este es solo un ejemplo. Protagonistas y expertos explican qué fue lo que los motivó.

“Me dio mucha pena cuando me enteré de que el CREA se estaba quemando, acá trabaja gente de mucho esfuerzo”, dice Javiera Ramírez, una de las jóvenes que, apenas terminó el toque de queda, llegó para remover escombros y limpiar este emblemático lugar de Talca tras el incendio que afectó el ala norte de este recinto.
Se organizaron a través de redes sociales y llevaron palas, rastrillos, guantes y mascarillas. “Como su nombre lo dice, este centro abastece a toda la Región, aquí llegan familias de San Clemente, San Javier, Pencahue, entre otras comunas. Es el punto de encuentro para muchos maulinos”, comenta Javiera.
En pocas horas los voluntarios que llegaron desde diferentes partes, habían limpiado todas las áreas dañadas. “Es muy importante que en este momento estemos unidos”, señala Gabriel Núñez, quién también participó de esta iniciativa, “hay que visibilizar la parte positiva de esta movilización, por eso quise venir ayudar, estos actos al final nada aportan al mensaje que queremos entregar”.
En medio de las labores de limpieza, este acto llenó de esperanzas a los locatarios que se vieron afectados con este siniestro. “Ellos vinieron sin color político”, dice Ana María Aravena, encargada del local 305 del CREA. “Estoy muy contenta, creo que el cariño es recíproco. Los locatarios siempre hemos sido generosos cuando vienen los estudiantes, vecinos y nos piden alimentos o verduras porque tienen eventos y actividades, siempre los ayudamos, entonces ahora siento que nos están devolviendo la mano. No sabemos cómo agradecer”, dice.

Psicología de masas

En medio de las manifestaciones aparecen estos actos altruistas, personas con conciencia social que participan de las movilizaciones y que también se suman a tareas, por ejemplo, de limpieza. En Curicó, un grupo de jóvenes luego de participar de una protesta, recogieron las colillas de cigarro. Algo similar ocurrió en Talca, tras terminar la marcha, algunas personas se reunieron para sacar la basura de las calles.
Para Carla Mendoza, psicóloga y coordinadora clínica del Centro de Psicología Aplicada (CEPA) de la UTalca, se trata de un comportamiento que tiene que ver con la psicología de los grupos o masas. “Cuando el ser humano se siente vulnerable, comienza a formar grupos donde se alinean sus ideales, nuestra sociedad actualmente se está organizando para ir en ayuda de los demás y en este momento afloran valores como la empatía, la solidaridad o la fraternidad”, detalla.
La especialista explica que ante estos hechos, muchas personas se sienten más unidas y contra un exogrupo, “en este caso sería el Estado o las autoridades. Se trata de un fenómeno transversal y que se da en todo el curso de vida, desde niños hasta adultos mayores. En estas circunstancias puede aparecer lo mejor de cada persona que se ve reflejado en estos actos”.

Resguardando la identidad

Estos motivos no solo se explican desde la psicología, para muchos el CREA genera un sentido de pertenencia, distintas generaciones han comprado en este mercado de pequeños comerciantes que proporcionan a la comunidad diferentes productos y alimentos. Blanca Zúñiga, académica de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Talca, asegura que esto refleja que la capacidad identitaria no está perdida, “en este recinto, te encuentras con todo el mundo, diferentes estratos sociales visitan el CREA y verse en un espacio común con necesidades comunes, te humaniza”.
Asimismo destaca que, “este lugar también genera una cuota de honestidad en las personas porque sabes que vas a tener lo mejor y al mejor precio”, para la académica, este es el momento para desarrollar iniciativas que le den una mejor cara a Talca. “La invitación es a nosotros mismos como profesionales, analizar en qué podemos aportar para dar este impulso y generar discusión, puede ser una buena instancia para pensar en lo que queremos”. Además, agrega que en estas decisiones se debe incluir a la ciudadanía, “hoy el interés está de vuelta, esta sinergia se debe aprovechar, debemos finalmente aportar para mejorar la calidad de vida de las personas”, resalta.
Muchas de estas acciones se han replicado en diferentes ciudades del país, iniciativas que nacen de manera espontánea o que surgen a través de redes sociales, la mayoría, son jóvenes que decidieron unirse y evidenciar gestos de solidaridad en medio de una crisis social que vive el país.