close
En tiempos de crisis: Consejos para cuidar la salud mental

En tiempos de crisis: Consejos para cuidar la salud mental

El agitado acontecer nacional tiene variados efectos en las personas, los que podrían incluir elevados niveles de estrés y sus consecuentes síntomas. A pesar de que éstos son esperables, los expertos entregan recomendaciones para disminuir los malestares.

El actual escenario social por el que atraviesa el país puede tener efectos negativos en el estado emocional de algunas personas. Nerviosismo, angustia, ansiedad y estrés son algunos de los síntomas que presenta parte de la población, y que se manifiestan de manera diferente dependiendo de la edad y circunstancia de cada persona.
La psicóloga Nadia Ramos, presidenta de la Asociación Chilena de Estrés Traumático y académica de la Universidad de Talca, explica que “los efectos pueden ser diversos y son bastante comunes. Esto quiere decir que, por ejemplo, las personas pueden estar más distraídas, sentirse más irritables sin saber por qué, pueden sentirse angustiadas”. En otros, este estado se puede expresar de forma distinta: “Puede acontecer también que las personas expresen estas dificultades a través de los sueños, a través de estar más alerta, sentir como que todo los activa, y cansancio también”.
Ramos asegura que estos cuadros son esperables en este tipo de circunstancias. “Son estados de estrés que son normales porque estamos en una situación estresante”. Sin embargo, éstos se ven aumentados al enfrentar una exposición constante a diversas fuentes informativas, “sobre todo porque tenemos información variada de distintos medios y eso hace que además no sepamos si son ciertas o falsas”, incrementando la sensación de incertidumbre.
A quienes experimentan estos estados, la especialista recomienda seguir algunos consejos que pueden ser beneficiosos. “Primero las personas deben sentirse seguras y muchas veces para eso necesitamos de los otros. Estar en familia, saber dónde están sus familiares, reunirse con amigos y vecinos, nos va a ayudar a enfrentar de mejor manera estas situaciones”, sugiere Ramos.
Por otra parte, las personas que presenten alguno de los síntomas antes mencionados, debieran establecer medidas de autocuidado, como disminuir la exposición a circunstancias estresantes. “Si yo sé que estoy nerviosa con esta situación, tal vez no es bueno que esté permanentemente viendo WhatsApp, o las noticias o escuchando la radio”, asegura la psicóloga. “Una cosa es saber que hay un incendio y otra cosa es ver cómo se está quemando el edificio y cómo está la gente arrancando. Entonces hay que tener cuidado con uno y decir: OK, si esto me está afectando, entonces mejor solo me informo lo necesario”.

 

Desempeño laboral

Para las personas que trabajan fuera de sus hogares este escenario significa una complicación mayor, ya que las situaciones de alto estrés también afectan el desempeño laboral. Soledad Schott, psicóloga y directora del Centro de Psicología Aplicada (CEPA) de la Universidad de Talca, detalla que es esperado presentar dificultades en estas circunstancias. “Es normal que en periodo de crisis nos sintamos estresados o cansados al retornar al trabajo”, explica la especialista.
Otro síntoma común, de acuerdo a la profesional, es “que sintamos mayor carga o presión psicológica”. Esto ocurre debido a un fenómeno psicológico llamado doble presencia. “Es decir, estamos preocupados por una parte de hacer nuestro trabajo, pero además estamos preocupados de todo lo que tiene que ver con la gestión y labor doméstica y de los niños” detalla la psicóloga, y asegura que éste “afecta mayormente a las mujeres”.
Para lidiar con este tipo de perjuicios a la salud mental, la especialista recomienda efectuar la llamada Teoría de la Implementación de la Intención. De acuerdo a Schott, esto significa “que yo planifico mis actividades con antelación para poder llegar al trabajo ya sabiendo lo que voy a hacer. Por ejemplo, llego en la mañana, voy a contestar los correos, posteriormente voy a tener reuniones, etc.”. Esta organización y su consecuente práctica, permite que a la persona “le quedarán recursos cognitivos para poder enfrentar en caso de una emergencia”.
En una situación social que puede generar altos niveles de estrés en la población, el llamado de las especialistas es al autocuidado. Este podría significar evitar exponerse a un exceso de información, rodearse de seres queridos y planificar nuestra carga laboral. Todas estas medidas podrían contribuir al resguardo de la salud mental de las personas y a sobrellevar de mejor manera los tiempos difíciles.