close
El canto feminista que dio la vuelta al mundo

El canto feminista que dio la vuelta al mundo

Con los ojos vendados, miles de mujeres han salido a espacios públicos para participar de esta realización que denuncia abusos, violencia y discriminación en su contra.

Las manifestaciones artísticas son una de las formas en que el movimiento social chileno ha expresado sus demandas. “Un violador en tu camino” es el nombre de la intervención creada por el grupo feminista nacional LasTesis, que a través de su potente letra y coreografía puso las miradas sobre la violencia de género. Comenzó en Valparaíso, se masificó en Santiago y rápidamente dio la vuelta al mundo. Francia, Colombia, México, España y Turquía, son algunos de los países donde se realizó.
En Talca también se escucha fuerte la voz de las mujeres pidiendo mayor equidad. Yasmín Fuentes, es instructora de baile urbano y coordinadora de los encuentros que han reunido cerca de 400 personas que replican la coreografía y cantos en espacios público de la ciudad. Explica que “había estado participando de las marchas desde un comienzo y haciendo grupos por WhatsApp para organizarnos con otros que sentían este descontento y la necesidad de manifestarnos para poder así proyectar nuestras inquietudes y preocupaciones en la calle”.
Sin embargo, fue cuando vio en las redes sociales la primera performance de LasTesis en Valparaíso que sintió la necesidad de formar parte del colectivo. Así fue como comenzó a convocar a sus alumnas y amigas, a las que luego se sumaron cientos de mujeres que no conocía.
El 29 de noviembre Yasmín dirigió la primera intervención masiva feminista en Talca. “Lo armamos en tan solo una semana, fue algo de verdad impactante”, recuerda la joven.
Pero no solo se manifiestan en apoyo a las mujeres. La profesora detalla que también piden que se escuchen las demandas sociales que movilizan a la ciudadanía. “El tema de la educación, la equidad de género, sabemos que los hombres tienen más beneficios que nosotras, el tema de las AFP por nuestros abuelos y abuelitas y todas las demandas sociales que se están pidiendo, pero también la vulneración de nuestros derechos como mujeres, la violencia física, psicológica y emocional”.
A pesar de que la interpretación ha generado bastante controversia, Yasmín siente que la recepción ha sido positiva, “especialmente de mamás y abuelas que han sufrido una represión machista hace mucho tiempo y no han podido alzar la voz, pero que se sintieron muy identificadas con el mensaje y nos aplaudían totalmente. Hay otras personas, que generalmente son hombres, que nos han criticado, pero que no nos opacan. En general hemos tenido mejor recepción de lo que esperábamos”.
Es por eso que el grupo tomó mayor fuerza y ahora busca consolidarse formalmente a través de un colectivo. De acuerdo a la líder, la finalidad es “forjar redes de apoyo a las mujeres que han sufrido maltratos. Hay psicólogas y abogadas para apoyarnos en los temas que podemos necesitar como maternidad, trabajo, etc.”

Derecho a la equidad

La abogada de la Dirección de Género de la UTalca, María Paula Poblete explica que estos movimientos han sido siempre parte importante de los cambios sociales del país. “Esto no es algo actual. Por ejemplo, para derrotar la dictadura, la participación de las mujeres y los movimientos feministas fue fundamental. Es cosa de recordar también el mayo feminista de 2018 y lo que pasó a nivel de instituciones de educación superior con las mujeres”.
De esta manera, se pone en evidencia el importante rol de esta corriente de pensamiento en el actual contexto nacional. “No debiese ser sorpresa que las mujeres también nos levantemos en el marco de este estallido social para reclamar nuestros derechos, pero también para reclamar condiciones de igualdad y de dignidad para toda la sociedad”, asegura Poblete, y agrega que “una de las esencias del feminismo, de sus elementos fundamentales es eso, denunciar la precarización de la vida de las personas: hombres, mujeres, niños, niñas, diversidades, disidencias sexuales”.
Para Poblete, el feminismo tiene mucho que aportar al estallido social, “desde lo que podríamos llamar una revolución ética, de hacer las cosas de otra forma. Pensemos que estaba toda la discusión en torno a la violencia de las manifestaciones y aparece el movimiento feminista haciendo esta performance sin violencia pero con toda la potencia que tiene el mensaje. Eso habla de otras formas de cómo se resuelven los conflictos sociales”.

Y la culpa no era mía

La abogada destaca que el aporte de la intervención artística que crearon LasTesis, y que se ha replicado por el país es que “además de que es emocionante y lo que nos genera a nivel de experiencia, es que el contenido del texto y también la forma en que ocupan sus cuerpos para manifestarse, relevan la experiencia que vivimos las mujeres”, lo que asegura “ha generado que muchas hayan dado a conocer de manera pública sus experiencias de violencia sexual, abuso o maltrato. Es cosa de revisar las redes sociales y ver cuantas mujeres se han atrevido a hablar y a contar lo que vivieron”.
Además, Poblete manifiesta que “El violador eres tú” busca mostrar una estructura social que permite los abusos sistemáticos hacia las mujeres. “Muchos se sienten ofendidos con esto, pero estamos denunciando un sistema patriarcal que permite esto, donde lo femenino es menospreciado y con eso nos referimos, no solo a las mujeres, sino que también a las disidencias sexuales. El sistema patriarcal es un sistema heteronormado, androcéntrico donde todo lo femenino se desvaloriza”, declara la especialista en derechos de género, que ve en la nueva Constitución Política chilena una buena oportunidad para cambiar esta realidad. “La posibilidad de discutir la nueva Constitución es una enorme posibilidad para mejorar la calidad de vida de las mujeres y de las disidencias sexuales. Por eso una de las alternativas que debe considerarse es la integración paritaria del órgano que la elabore”, enfatiza la abogada.