close
Aislamiento térmico: clave para conservar el calor

Aislamiento térmico: clave para conservar el calor

Junio 26, 2020302Views

Durante este invierno, en que la pandemia obligará a muchos a permanecer confinados, se hace aún más necesario contar con una manera económica y saludable de temperar las casas.

Días grises, lluviosos y fríos marcan el invierno en la zona central de Chile. La necesidad de contar con un ambiente abrigado para resguardarse hace primordial buscar sistemas de calefacción que sean eficientes, pero que no generen efectos negativos para la salud.
María Luisa del Campo, arquitecta y directora del Centro Tecnológico Kipus de la Universidad de Talca, explica que lo primero es contar con una correcta aislación. “Antes de empezar a buscar que sistema de climatización a comprar, es mucho más efectivo y va a generar un impacto mucho más importante el hecho de que se aísle correctamente la casa”. Para eso, se deben considerar los elementos constructivos “es decir, muros, ventanas, techo, si tengo un estacionamiento debajo de mi casa también hay que aislar el piso, entonces todo eso que está en contacto con el exterior debe tener aislante térmico”, detalla la profesional.
Para disminuir la pérdida de calor, se puede invertir en la incorporación de materiales que impidan la pérdida de calor. Del Campo destaca entre ellos “el poliestireno expandido, más conocido como plumavit, o lana de vidrio, lana mineral para el techo que son elementos que no tienen un alto costo, pero que tienen un tremendo impacto a la hora de que yo note que lo que estoy consumiendo en calefacción efectivamente está durando, permanece en mi casa y no lo pierdo altiro”.
Una vez que ya tenemos un espacio correctamente aislado, la arquitecta asegura que “siempre la mejor opción de sistema de calefacción va a ser aquella que sea, por un lado, eficiente naturalmente, que no nos signifique mucho gasto poder contar con una adecuada temperatura, con un confort térmico adecuado dentro del recinto”.
Además, se debe tener en consideración que sea una calefacción saludable. Esto quiere decir “que no nos genere otros problemas adicionales, producto de una mala combustión en el ambiente interior o que de frentón emita los gases que genera hacia el interior y no en el exterior”, declara la directora de Kipus UTalca. Dentro de los perjudiciales se encuentran aquellos denominados “de llama abierta”, en que ésta tiene directo contacto con el recinto. “Son todas las estufas a parafina, o los equipos que yo puedo mover de un lado a otro, esos equipos generan todos los gases de la combustión que se quedan en el recinto, entonces no solo me entregan calor, sino que lamentablemente deterioran la calidad del aire que estamos respirando”, asegura la académica, y explica que “éstos generan gases y pequeñas partículas van alojándose en nuestros pulmones o nuestros conductos respiratorios y al final generan que estemos más propensos a enfermarnos”.
Para mantener la calidad del aire dentro de la casa, la directora recomienda refrescar el ambiente constantemente. “Más que nunca hay que ventilar porque durante el invierno es que necesitamos mantener el aire interior renovado, oxigenado, sacar todos los virus presentes en el ambiente también presentes en esta época, sacar todos los gases que se generan, los contaminantes producto de los gases de combustión”, advierte la arquitecta.

Cuidar la salud
Edison Veloso, médico del Programa de Medicina Familiar de la Universidad de Talca, asegura que durante esta época existe un aumento de los casos de virus respiratorios. “Sabemos que en estos periodos invernales tendremos la presencia de los virus habituales de esta estación y eso se genera porque hay mayor aglomeración de personas y porque hay menos ventilación de los hogares”.
Por esa razón, el profesional invita a mantener un flujo de aire constante, y agrega que es necesario “que logres tener una buena ventilación de los hogares dejando ventanas entreabiertas para que pueda ingresar el oxígeno y se controle la humedad dentro del hogar”.
Sobre la elección de sistema de calefacción, Veloso asegura que cada sistema tiene sus requerimientos. De acuerdo al doctor, “si vas a usar gas o parafina, evita que sean usadas en lugares muy pequeños. Si vas a utilizar eléctrica, que es la menos contaminante, que tenga todas sus mantenciones al día y si vas a usar leña que sea  seca”, de esa manera se optimizan los recursos, mientras que se protege la salud de las personas que se encuentran en el recinto.
Respecto al Coronavirus, el médico asegura que, en la actualidad, “no tenemos claridad de su comportamiento en estas temporadas porque es una versión nueva de este virus. Tampoco hay evidencia que diga que con mayor temperatura del hogar o menores temperaturas evitamos la propagación de este virus”. Por eso, cualquiera sea el sistema de calefacción que se escoja, lo importante es procurar que el ambiente interior se mantenga templado. Según Veloso, lo ideal es mantener “temperaturas saludables, quiere decir, que en periodos fríos tengan más o menos temperaturas de 19 grados Celsius dentro del hogar para evitar el exceso de cambio de temperaturas muy alta en el interior y muy bajas en el exterior y así disminuimos los síntomas respiratorios”.