close
Cómo mantener hábitos saludables en pandemia

Cómo mantener hábitos saludables en pandemia

Alimentación baja en azúcar y rutinas de higiene oral son las principales recomendaciones de los especialistas para cuidar la salud de los niños durante esta época de confinamiento.

Ya son más de cuatro meses desde que el Coronavirus obligó a cerrar los establecimientos de educación. Hoy los escolares pasan el tiempo en sus casas, realizan menos actividad física y, de acuerdo a los especialistas, han aumentado su ingesta calórica, Factores que pueden repercutir negativamente en su bienestar.
La nutricionista Claudia González, docente de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad de Talca explica que “los niños están en una etapa crítica nutricionalmente, debido a que existe crecimiento y desarrollo continuo”, por lo que es fundamental contar con una dieta saludable y balanceada, asegura.
La situación sanitaria que afecta al país ha traído consigo cambios en la dieta de los niños. Según la especialista, en confinamiento, “encontramos aumento de la ingesta y de la frecuencia de alimentación, aumento del consumo de comidas calóricas y compensación emocional con alimentos”.
Siempre es importante cuidar lo que comen los niños, sin embargo, en este periodo se hace especialmente necesario. “El estar sin actividad física normal, produce ganancia de masa grasa y favorece la obesidad”, explica la nutricionista.
Para evitar esta situación, González aconseja cuidar la calidad de lo que se consume. “Cocinar más verduras de hojas y menos arroz, papas y pastas. Incorporar estas verduras en comidas y ensaladas, preferir las que son de hojas en guisos, budines, tortillas, etc.”. Asimismo, recomienda el consumo de frutos de la estación como naranjas, pepinos, mandarinas y kiwi ya que “éstas tienen mayor contenido de agua, son menos calóricas y también tienen alto contenido en vitamina C y fibra”, declara.
La docente advierte que en los menores no se aconseja la reducción de la ingesta calórica, sino más bien ajustar a lo necesario para su edad. “Deben comer las cantidades recomendadas para niños y no igual que un adulto” y agrega, “se les puede servir la misma comida que se preparó para toda la familia, pero usando platos más pequeños”. Por otra parte, es importante cuidar el consumo de azúcar. “Evitar usar bebidas azucaradas a la hora de las comidas y evitar recompensar a los niños con cositas dulces, o con “algo para picar” mientras están al frente de una pantalla, ya que se pierde la noción de lo que se ingiere”.

Conservar la sonrisa
El cambio en la dieta de los niños también tiene directa repercusión en su salud oral. La doctora Paula Pino, odontopediatra y docente de la Escuela de Odontología de la Universidad de Talca, recalca la necesidad de mantener la salud dental, ya que “en la niñez es cuando se empiezan a formar todos los hábitos. Si nosotros nos preocupamos que nuestros niños tengan buenos hábitos desde pequeños, va a ser mucho más probable que los mantengan a lo largo de la vida”.
Además, asegura que “los dientes temporales son tanto o más importantes que los definitivos porque cumplen una serie de funciones: hablar, comer, estética y también sirven de guías para los dientes definitivos”.
La actual situación sanitaria dificulta la atención normal de los odontólogos, “es un tema bien preocupante. Con esto del confinamiento, casi ningún niño ha podido asistir a sus controles”, comenta la profesional. A eso se suma que “la mayoría de las mamás refiere que sus hijos han aumentado el consumo de azúcar, lo que va a ser un problema porque esto está muy relacionado con la formación de caries”.
Para prevenir estos problemas, la dentista explica que “lo principal es que el cepillado de dientes debe ser iniciado desde que aparece el primer diente, y realizarse con una pasta dental con flúor, con al menos mil partes por millón. Y este cepillado debe ser hecho por un adulto dos veces al día”.
Además, la dieta es fundamental a la hora de cuidar los dientes. “Los niños no debieran consumir azúcar. Hasta los dos años, cero azúcar, y posterior a eso, limitar el consumo. Es importante leer las etiquetas, porque hay muchos alimentos que contienen azúcar encubierta”, explica la docente, y agrega que “la idea es preferir alimentos más naturales y no con azúcar añadida”.
Cultivar una alimentación saludable, evitar el exceso de azúcar y una higiene dental adecuada, son algunos de los hábitos que deben tener siempre los niños, en especial, durante este periodo de pandemia.