2

Llegar a la vejez es una etapa donde el ser humano experimenta diversos cambios. Fortaleza, conocimiento y madurez emocional, son algunos atributos que se asocian a la tercera edad, pero a diferencia de la imagen de los “abuelitos” pasivos que existía antiguamente hoy se habla de la tercera edad como un segmento de la población que aún tiene mucho que hacer y aportar a la sociedad.

Así por ejemplo, en el Maule es común observar adultos mayores en calles y avenidas realizando diligencias, trabajando e incluso ejerciendo una participación activa en organizaciones civiles, como observó la profesora Sandra Alvear, directora del Magíster en Gestión de Sistemas de Salud de la Universidad de Talca, quien además integra el equipo multidisciplinario de investigadores de la Casa de Estudios que se encuentra a cargo del proyecto “El maltrato estructural a las personas mayores en Chile. Formulación de un índice multidimensional”.

“La imagen del abuelito, sabio, protector, cariñoso, cómplice, no ha cambiado, lo que ha cambiado es la percepción que tenemos de su imagen, ya no es una persona frágil y cansada. Al contrario, es una persona activa, autónoma, autovalente, con deseos de seguir contribuyendo a la sociedad y con una autopercepción positiva de su salud”, explicó la profesional.

Agregó que lo anterior “es una expresión de los cambios demográficos que han ocurrido en los últimos 50 años, las personas cada vez viven más y por otro lado cada vez nacen menos. Ahora, cabe preguntarse por qué vivimos más, bueno, sin duda es una expresión del desarrollo de nuestra sociedad, entre otros, el acceso a la educación, a estilos de vida más activos”.

Empoderados

El director del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), Rubén Valenzuela, añadió que hoy en día quienes se encuentran en esta etapa de la vida están muchos más empoderados que las generaciones anteriores. “Exigen sus derechos”, acotó.

“Hay un cambio relevante desde el punto de vista de su imagen de aquel que estaba en su casas esperando que alguien lo fuese a ver, en forma pasiva, hoy es parte y actor de quienes exigen una mejor vejez”, afirmó.

Para graficar lo anterior, la autoridad señaló que de acuerdo a los datos de la encuesta Casen son el grupo etario más participativo.

“Las personas en la medida que van envejeciendo no se van para su casa, sino que siguen participando en organizaciones sociales, pero también vemos que a nivel de la comunidad y de los medios de comunicación las personas mayores también están hoy instalando temas que tienen que ver con problemáticas propias, como el transporte, la previsión, materias que hoy se han instalado como parte de un debate que tiene que resolver el país”, remarcó.

Coincidió con este diagnóstico el Secretario Regional Ministerial (Seremi) de Desarrollo Social, José Ramón Letelier.
“El adulto mayor de hoy es una persona empoderada, que ya no depende de otros ni está en una esquina de la casa. Es capaz de organizarse, liderar actividades, compartir con sus pares en diversos viajes y disfrutar de la vida insertos en la sociedad”, acotó.

ORGANIZACIONES

Un dato que permite graficar lo anterior quedó en evidencia con la presentación de más de 741 proyectos de grupos de adultos mayores del Maule que postularon al Fondo Nacional del Adulto Mayor 2017, que busca promover actividades que desarrollen su capacidad de autogestión, mejoren su calidad de vida, favorezcan su autonomía e independencia y contribuyan a satisfacer sus necesidades básicas.

“Tenemos casi dos mil agrupaciones en toda la región y más de 400 resultaron beneficiadas, lo que demuestra una alta participación”, indicó el coordinador regional del Senama, Claudio Montalva, quien destacó que “se presentaron muy buenos proyectos en cada una de las provincias”.

Este año el Maule contó con un presupuesto de 238 millones de pesos, recursos que beneficiarán a más de 15 mil personas que con estos fondos podrán financiar iniciativas relacionadas con el turismo, la recreación, actividades productivas, equipamiento de sede, entre otras.

“Los proyectos que se financian contribuyen a mejorar la calidad de vida de los mayores, principalmente, en lo que se refiere al ámbito de la integración social. Esta iniciativa permite promover el envejecimiento activo y demuestra que las personas mayores tienen mucho que aportar a nuestra sociedad con toda su vitalidad, experiencia y sabiduría”, expresó José Ramón Letelier.

DESAFÍOS

En ese contexto, y dado el aumento en la expectativa de vida de la población, la profesora Alvear mencionó como un desafío para el futuro adaptar el sistema asistencial a las necesidades de los adultos mayores, con particular énfasis en la prevención con el fin de mantener sus capacidades en óptimas condiciones por el mayor tiempo posible, en tanto que -en la medida que lo requieran- puedan contar con personal e infraestructura adecuada para atenderlos.

“Además, es necesario mejorar la comprensión de la sociedad, respetando sus tiempos, valorando su aporte y experiencia de vida, y sobretodo su capacidad de seguir contribuyendo sin discriminación ni maltrato”, planteó.
“Debemos crear entornos amigables para los adultos mayores, esto significa que tengan la oportunidad de realizar todas sus capacidades; partiendo por lo fundamental su capacidad de satisfacer sus necesidades básicas; alimentación, vivienda, seguridad personal, transporte, sin duda, esto conlleva el derecho a tener jubilaciones dignas. Paralelamente, debemos respetar su capacidad de tomar sus propias decisiones, de contribuir a la sociedad”, agregó.

Debido a que las últimas estadísticas aportadas datan de 2015, Alvear también estimó necesario mejorar la medición y el monitoreo, a través de sistemas que permitan entregar la información oportuna a los efectos de evaluar las necesidades básicas asociadas a los adultos mayores y así retroalimentar las estrategias implementadas.

ROL DEL ESTADO

El Seremi de Desarrollo Social, José Ramón Letelier, señaló que el gobierno está empeñado en promover el envejecimiento activo, bien sea en actividades físicas o participación en organizaciones comunitarias, donde puedan generar aportes desde sus conocimientos y mantenerse activos en sus capacidades físicas y mentales.