close

Proyectos que ayudan al planeta

Proyectos que ayudan al planeta

Diciembre 5, 201890Views

Energías limpias

En la Región del Maule varias iniciativas se desarrollan con miras al cambio climático. Nuevas fuentes energéticas renovables destacan a la hora de dar soluciones al problema del calentamiento global y sus indeseadas consecuencias.

Prender una lámpara, mantener la comida refrigerada o ver televisión son algunas de las actividades cotidianas con que contribuimos al calentamiento global. De acuerdo a  cifras de la Organización de Naciones Unidas (ONU), los hogares del mundo aportan el 21% del las emisiones de dióxido de carbono total. Es por eso, que actualmente el esfuerzo de gobiernos e instituciones apunta a implementar fuentes de energía renovables como solar, de vientos o biomasas. Hoy en la Región del Maule, varios programas trabajan por ese mismo objetivo.

En el Laboratorio de Conversión de Energías y Electrónica de Potencia (LCEEP) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Talca, se están realizando varios proyectos. Gracias a recursos de los gobiernos chileno, británico y paraguayo, el profesor Marco Rivera y su equipo  proponen nuevas arquitecturas de convertidores de potencia e innovadoras técnicas de control para micro redes basadas en sistemas de generación con energías renovables.

Con esto, buscan crear una convergencia entre la actual red energética y las nuevas fuentes de energía sustentable. Según explica el profesional “uno de los principales desafíos de la Ingeniería consiste en dar solución a la creciente demanda de energía eléctrica que permita el desarrollo económico y social de los pueblos, y que además sea compatible con los lineamientos previstos en la agenda ambiental”.

Además, destaca que en Chile existe gran potencial para la explotación de energías limpias. Sin embargo, su introducción implica cambios tecnológicos y culturales con respecto a las tradicionales redes eléctricas. “El foco de nuestros proyectos es proponer técnicas y dispositivos para conseguir una integración flexible y robusta de las fuentes renovables de energía orientada a comunidades, tanto productivas como residenciales y considerando las condiciones geográficas y climatológicas de Chile”

Una de las ventajas de este nuevo modelo es que el cliente puede hacer de productor y vender a la red el excedente de la energía que produce. Para que esta idea sea viable se necesitan nuevos desarrollos en varias disciplinas, principalmente la Electrónica de Potencia, la que se encarga de la adecuación e integración de las fuentes renovables a la red eléctrica, que es precisamente donde se centra su investigación.

Trascendencia global

Las estadísticas señalan que el mayor consumo de fuentes fósiles de energía se emplean para la generación de electricidad, por lo que el modelo actual no es sostenible. En cuanto al aporte para la reducción de emisiones nocivas para el entorno, Rivera explica que “la implementación de las micro redes tendrá un impacto positivo en este ámbito, reduciendo progresivamente el uso de las fuentes convencionales por las compatibles con el medio ambiente”.

Asimismo, el docente destaca que este tipo de sistemas puede aplicarse a cualquier comunidad por más aislada que se encuentre respecto a los sistemas de transmisión o distribución de energía, lo que permite su acceso a un recurso estratégico para el desarrollo económico y social. “Se explotarán recursos renovables que significarán mayor soberanía energética -incluso podría darse autoabastecimiento- y diversificará la matriz de generación eléctrica del país reduciendo la dependencia de agentes externos como  el petróleo, pudiendo posicionar a Chile como un gran productor y exportador de energía eléctrica”.

KIPUS

Felipe Varas es director (s) de Kipus, un centro de sistemas de ingeniería con enfoque en la innovación tecnológica para el uso de energías renovables. Trabajan en tres áreas: eficiencia energética en edificaciones, desarrollo de equipos de combustión de biomasas para reducir emisiones  y masificación de energía solar. De esta forma logran acotar el consumo y, como consecuencia, disminuir las emisiones de gases dañinos para la atmósfera.

“Lo que nosotros hacemos es acercar a oferentes y usuarios, para facilitar a las personas la posibilidad de tener paneles solares en sus casas”, explica el ingeniero. De esta manera, agilizan el sistema de introducción de las nuevas tecnologías a los hogares de las comunas del Maule. También realizan el monitoreo, soporte técnico y mantención de los paneles fotovoltaicos. Sin duda, una gran ayuda para quienes quieren incorporar esta alternativa energética.

“El aporte de esta iniciativa para mitigar los efectos del cambio climático es bien concreto porque todas las instalaciones disminuyen el consumo de gas o carbón en alguna planta termoeléctrica del país. Todo lo que dejas de consumir en la casa, gracias a los paneles solares, es algo que dejaste de quemar en algún otro lugar”, destaca Varas.

Gracias a la labor de Kipus y otras empresas, la Región del Maule se ubica en el segundo lugar con más residencias que utilizan paneles solares en el país. Además de reducir sus gastos en electricidad, los maulinos están aportando a disminuir la emisión de los gases que destruyen lentamente nuestro planeta.